En verano aumenta la sudoración y por tanto hay que beber más de 2 litros de agua al día

La práctica de cualquier disciplina deportiva conlleva indudablemente una mejora en nuestra salud física y mental.

Entrenar con regularidad, practicar algún deporte o hacer actividad física nos ayuda a mantener la salud y prevenir las enfermedades, pero tiene también otras ventajas que van desde el control de peso, hasta mejoras en la autoestima pasando por la flexibilidad, la fuerza y el descanso.

B2

Uno de los puntos más importantes a la hora de planificar nuestro plan de entrenamiento pasa también por la elaboración de una rutina de ejercicios adaptada a nuestras necesidades, la supervisión de los mismos por un profesional, alimentarnos de forma equilibrada y estar bien hidratados.

La práctica del ejercicio conlleva una aumento de la sudoración y por lo tanto un incremento de la necesidad de agua en nuestro organismo.

Es por ese motivo que hoy nos vamos a centrar en la hidratación.

Para un adulto, la ingesta de agua recomendada en condiciones normales es de alrededor de 2 litros diarios, pero esta cantidad puede ser muy superior en caso de clima adverso (mucho calor) y con la práctica de una actividad física intensa. También vamos a intentar evitar hacer deportes de alta intensidad en las horas de mayor temperatura.

¿Quieres probar una sesión de entrenamiento personal totalmente gratis?

Contacta con nosotros y concierta una sesión totalmente gratis con Borja Jaume Coach (tu entrenador de confianza). Estamos tan seguros de la fiabilidad y efectividad de nuestro programa de entrenamientos #Nopongaslimites que os brindamos la oportunidad de probarlo y comprobarlo por vosotros mismos.

Mientras tanto, me voy a pasear por El Portixol y a dar un bañito en la playa.

Síguenos en Nopongaslimites