Emotiva dedicatoria de Alexis Marrero a su entrenador David Quiñonero de ‘Motorcity’

Marrero se ha tatuado el nombre de su club en su pierna.

La primera vez que entré a este lugar tenía 12 años y sobrepeso, tomé mis primeras clases de boxeo como ayuda para bajar esos kilitos de más y aprender un poco a defenderme ya que mi padre entrenaba ahí. Desde aquél día algo dentro de mí ya sabía que yo debía boxear e iba a ser lo mejor que me iba a pasar en mi vida, pero aún así decidí seguir intentando el sueño de muchos niños de ser futbolista hasta que después de muchas decepciones en el mundo de la pelota, a mis 18 años, decidí dejar el fútbol y empezar a boxear de forma seria.

Llegó el momento de volver de Canarias e irme a Mallorca de nuevo y lo primero que hice fue irme hacia el Motorcity.

Este lugar que ya conozco hace más de 9 años sin duda ha sido y és el sitio que ha cambiado mi vida y el único que ha hecho posible que todos mis problemas desaparezcan por completo aunque fuera 1h al día; cosa que jamás había sentido en 15 años de carrera en el fútbol. La energía que me hace sentir este gimnasio no la he encontrado en ningun otro sitio y todo esto es debido a toda la calidad humana que lo rodea y sobretodo a la persona que lo dirige.

Él, tal vez no es consciente de lo que ha hecho por mi y lo importante que ha sido en todo mi cambio mental como físico, pero en estos años y por el resto de mis días yo nunca voy a poder agradecérselo como me gustaría y se merece.

He tenido la gran suerte de que mi entrenador ha sido y es una de las personas que más he admirado en mi vida tanto a nivel deportivo cómo en lo personal, a si que por este motivo he decidido tatuarme de por vida el nombre del lugar que él creó y que me cambió la vida, el sitio dónde aquél niño gordito que no se quería empezó ha hacerlo, el sitio dónde aquél adolescente con problemas de autoestima e inseguridades encontró un sitio en donde se sentía mas valorado que nunca, el sitio en dónde nadie es mejor que nadie y el sitio en dónde aprendí lo que significa realmente la palabra RESPETO.

Gracias David, vaya donde vaya…SIEMPRE MOTORCITY